De 6 a 8 años (Grados 1,2,3)

Educar | Grados 6, 7 y 8

    $ 19.500
    Imagina a un tomate, un champiñón, una mazorca o una cebollita larga y muchos otros personajes curiosos, pero a dos de ellos les encanta hacer picardías y daños a un compañero en especial. ¿Alguna vez un compañero te ha maltratado? O ¿has visto que maltraten a uno de tus compañeros de clase? Al leer este libro comprenderás muchas cosas que te ayudan para que tengas buenos amigos y no te maltraten.
    $ 17.500
    ¿Recuerdas alguna ocasión en la que hayas mezclado historias, o tal vez, no recuerdes con claridad las historias de cuentos? Algo así le ocurrió a Mercedes la protagonista de esta historia, por apresurada y por despiste de su abuela. Seguramente tú podrás ayudarle a volver a poner todo en orden. ¡Disfruta esta divertida historia!
    $ 23.500
    ¿Te imaginas cuánto puede aprender un nieto de su abuelo?, muchas, muchas cosas. Pero... ¿sabes cuánto aprende un abuelo de su nieto? Cuando leas este libro encontrarás las respuestas a estas preguntas y disfrutarás de todas las ocurrencias que tiene.
    $ 20.500

    Mamá siempre me leía historias, inventaba unos cuentos fantásticos, me despertaba con un beso para ir al colegio, me daba helados de chocolate y me ayudaba con todas las tareas, a pesar de que discutía mucho con papá.

     

    Ver Muestra
    $ 29.000

    Un beso puede tener diferentes interpretaciones, diferentes significados. Por eso, en versiones diferentes, se cuenta la historia del beso más largo del mundo:

    $ 32.000

    En este libro se narra la historia de una casa con un padre y un hijo, unos vecinos descontentos, una amiga imaginaria depositaria de secretos en la soledad de un cuarto. 

    $ 28.000

    Emma disfrutaba ver el vuelo de los gorriones y soñaba remontarse ella en el cielo. Cierta vez, con materiales y herramientas propias del trabajo cotidiano de sus padres, construyó unas alas multicolores.

    $ 28.000

    ¿Te imaginas tener todas las comodidades del mundo y quejarte de que no tienes nada? ¿Conoces a alguna persona así? Pues con este clásico poema de la literatura latinoamericana conocerás a una “pobre viejecita” que no tiene nada.